miércoles, 26 de octubre de 2011

Novedades

A veces, cuando menos lo esperamos, aparecen en nuestra vida, personas que sin querer la cambian, sin querer y sin siquiera saberlo. Personas que se acumulan a los buenos cambios anteriores y que te hacen sonreír de vez en cuando. Y piensas, "si supieran..."porque te sentías solo, muy solo, pero te das cuenta de que ya no lo estás, y lo único que quieres es buscar esa sintonía especial con alguien nuevo, alguien diferente (sin olvidar a los que ya la comparten contigo, que no son muchos). Por eso doy las gracias a las nuevas personas de mi vida, que ni siquiera se darán por aludidas (eso es lo que menos importa), y a las que se quedaron conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada